Robustez, Colaboración y Asado – 3 Claves para una Industria Compleja

Aymeric Sarrazin, CEO de Siemens Advanta manifestaba, en ocasión del Global Manufacturing and Industrialization Summit Expo Dubai 2020, que estamos transitando de un mundo complicado a un mundo complejo.

Según Aymeric, en un mundo complicado los desafíos se resuelven a través de procesos de planificación determinísticos. Por otro lado, en uno complejo, los problemas son tan numerosos y están tan interconectados, que el abordaje clásico de planificación no funciona. 

Ser ágil y adaptable son habilidades clave para los desafíos del mundo complejo y es allí donde entran en juego los nuevos modelos digitales. Herramientas que procesan datos en tiempo real y nos permiten pivotar a medida que nuestro entorno cambia. 

En otras palabras, deberíamos pasar de un paradigma de planificación en búsqueda de la eficiencia, a otro de preparación para escenarios imprevistos. Sí, hay que ponerse a entrenar.

UN AMBIENTE COMPLEJO

Ahora, ¿cuales son las características de un ambiente complejo?

Margareth Hefferman en su TED TALK  “The human skills we need in an unpredictable world” menciona 3:

  1. Pequeños cambios y estímulos generan un impacto desproporcionado (no podemos evitar pensar en la sopa de murciélago en este punto)
  2. La pericia y los conocimientos que tenemos hasta hoy no siempre son suficientes debido a la velocidad del cambio que experimentamos. 
  3. Si bien podemos reconocer ciertos patrones recurrentes, no sabemos cuándo ni dónde sucederá el próximo evento (sabemos que habrá otra epidemia, pero no cuándo, ni dónde, ni de qué)

HICIMOS UN PLAN PERO…VUCA!

Lo anterior grafica perfectamente nuestro recorrido desde la creación de Wymaq en 2018. 

Armamos nuestro plan estratégico a 5 años (ja, tomá “Change is the new normal”), lanzamos la plataforma, agarramos envión en 2019 y cuando parecía que salíamos volando y que el plan se cumplía, BOOM! Alguien se tomó una sopa del otro lado del mundo y llegó el 2020, negro como un cisne. 

Reuniones por zoom, meet, teams, etc..Trabajo desde casa, obras frenadas, máquinas quietas. Un bajón, sobre todo para una industria como la construcción, donde la presencialidad es aún, literalmente, imprescindible. 

¿Entonces? ¿Cómo lidiamos con lo complejo o, para los amantes de las siglas, con un entorno VUCA (Volatility, Uncertainty, Complexity, Ambiguity)? 

Tengo mellizos en casa, créanme, se mucho de ambientes VUCA.

ROBUSTEZ

Pensamos que una clave es siendo ROBUSTOS/AS, entendiendo por robustez a una red de contención que nos permita disponer de diferentes opciones para resolver los desafíos de un entorno cambiante. Una red que implique no solo las tecnologías adecuadas, sino también personas que confíen entre sí. 

La robustez como vacuna contra la ambigüedad y la incertidumbre. Estar preparados de manera conjunta, tejer lazos.

COLABORACIÓN

Entonces, ¿cómo hacemos para tornarnos robustxs?

Creemos que la robustez se construye a través de la fusión de:

1. COMUNIDAD: 

Alguien escribió en el New York Times que el “uso compartido” es a la “propiedad”, lo que la energía solar es a la mina de carbón. 

El siglo 21 se encamina a ser definido por el consumo colaborativo (Co-working, Couch surfing, Car Sharing y la lista continúa). La idea central es liberar la capacidad ociosa de nuestros activos y obtener un rédito por ello. 

Por qué tener un taladro tomando sombra en casa, si lo que necesito es hacer 4 agujeros, no poseer un taladro?

Ahora bien, para que la colaboración sea efectiva, es necesaria una comunidad cuyos participantes confíen entre sí. Y si hay un mecanismo imbatible para generar vínculos de confianza, es compartir encuentros de manera presencial. Conocernos cara a cara.

En nuestro rubro, nada le gana al asado de obra. 

2. TECNOLOGÍA:

Afortunadamente la tecnología que permite conexiones “peer to peer” está facilitando la confianza entre extraños de manera virtual. Gracias a mecanismos como el seguimiento en tiempo real, las evaluaciones entre pares (quizás la más relevante) y la seguridad de la información, se construyen estas nuevas formas de confianza.

Creemos en la adopción de tecnología para agilizar y transparentar procesos, y sobre todo para conectar personas y empresas que de otra manera serían invisibles entre sí. 

Creemos en la tecnología, como factor de robustez, permitiendo en un momento dado ser SOLICITANTE de determinado bien o servicio, pero en otro, poder ser PROVEEDOR, dependiendo del color del cisne que se nos presente.

Creemos en la tecnología como liberador del potencial creativo inherente a los seres humanos, sacando tareas repetitivas, monótonas y automatizables de nuestra vida diaria.

Es simple, pero no es fácil de implementar. Y como todo lo que vale la pena y tiene un gran valor, lleva tiempo. Tiempo, energía, tenacidad para construir una comunidad, para desarrollar la tecnología que actúe como un sistema nervioso conectando a sus miembros y ayudándolos a ser robustos, a la espera del próximo cisne (no sabemos el color aun). 

ASADO DE OBRA

¿Formas parte de una comunidad que te permita ser robusto(a)? ¿Contás con las herramientas necesarias?


Acceder a la tecnología es cada vez más fácil. Hay muchas herramientas disponibles que no requieren inversión en desarrollo, ni gastos de mantenimiento, ni costo de instalación. 

Construir comunidad depende de todos. ¿Tenés una obra activa? Hagamos un asado!

Algunas cosas, mejor dejarlas cómo están…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.